En la asociación llevamos unos años realizando yoga, empezamos a hacerlo a través de una de las personas de la Junta Directiva, Isabel, que nos recomendó que empezáramos a practicar esta actividad con su profesora de yoga.

Cualquier práctica deportiva es muy buena para las personas con TEA, y concretamente, esta actividad tiene unas características que benefician respecto a otras cuando se realiza de manera periódica. Los beneficios del yoga para las personas con autismo son:

  • Les ayuda a mejorar la fuerza, aumentando su flexibilidad, ya que los niños con TEA, pueden tener hipertonía o hipotonía corporal y su práctica les sirve para aumentar la fuerza o relajar los músculos.
  • Ayuda a mantener una buena postura corporal y a tomar conciencia de su cuerpo, lo que les repercute en una mejor relación con su entorno y con los demás.
  • Por otra parte, al trabajar sobre la respiración, pueden sentirse más tranquilos y cómodos en su cuerpo y con menos ansiedad.
  • También les ayuda a reducir las conductas obsesivas y a mejorar la autoestima, fomentando las habilidades sociales. La mala coordinación produce baja autoestima, que es una de las dificultades que aparecen frecuentemente en las personas con autismo.
  • Cuando se realiza con otras personas, se practican habilidades sociales mientras se realizan posturas en las que se necesita la interacción con el resto de participantes.

Es verdad que desde que en marzo de 2020 se produjo la situación de COVID y con ella el confinamiento, y los nuevos protocolos de seguridad para evitar el contagio con el virus, tuvimos que dejar de realizar la actividad de la manera presencial tal y cómo estábamos acostumbrados a llevarla a cabo.

Sesiones de Yoga Online de Asociación NorTEA

Las nuevas tecnologías han hecho que pasáramos a realizar las clases online desde nuestras casas, pues era inviable realizarlas en espacios cerrados y en otros lugares limitados por el número de personas asistentes para mantener las distancias de seguridad entre personas.

Pero en todo momento de crisis, surge la oportunidad de hacer las cosas de una manera diferente, y hemos recuperado nuestras sesiones de yoga para compartir la actividad con nuestros hijos e hijas de una manera diferente y que también nos gusta y nos hace sentir parte de momentos de unión con nuestros seres queridos.

¿Y cómo se plantean las sesiones de yoga para las personas con TEA?

Pues es necesario disponer de anticipaciones visuales de las actividades, por ejemplo de las asanas que van a realizarse y disponer de un espacio donde se pueden sertir cómod@s para realizar yoga. Hay personas que necesitan previamente una agenda visual para entender la actividad, tener incluso el tiempo definido y que así puedan comprender qué se espera de ellos y disfrutar de la actividad.

El uso de agendas visuales disminuye la incertidumbre, y con ella la ansiedad, sobre todo en las primeras sesiones cuando se realiza el yoga.

Después, cuando ya se ha ido anclando la rutina y la práctica de las asanas, no es necesario a veces el usar las agendas visuales, ya que con aproximaciones verbales, muchas veces ya se consigue seguir la actividad perfectamente.

Si quieres apuntarte a alguna de nuestras sesiones online, puedes consultar nuestros eventos en redes sociales, o escribirnos a asociacion.nortea@gmail.com, o si lo prefieres, puedes dejarnos un comentario.

¡Namaste!

#Somosunomás #NorTEA

X