El T.E.A o Trastorno del Espectro Autista es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida y altera la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con otros.

La forma en la que estas alteraciones se manifiestan varía mucho de un niño a otro, de ahí que se hable de un “espectro” y sus manifestaciones o síntomas pueden oscilar desde leves hasta muy severos.

Son 3 áreas del desarrollo donde se manifiestan principalmente estas alteraciones:

  • Habilidades de Comunicación y Lenguaje
  • Interacción social
  • Limitado repertorio de intereses y comportamientos

Es posible que la persona afectada de TEA también tenga alterada su sensibilidad sensorial, pudiendo tener hiposensibilidad o hipersensibilidad ocular, auditiva, táctil…... hiperactividad, insomnio, ansiedad u otros.

El TEA es un trastorno que acompañará a la persona afectada durante toda su vida, pero hay que tener en cuenta que un diagnóstico rápido y una intervención temprana en un entorno educativo adecuado pueden lograr mejoras significativas en muchos niños/as.