El TEA puede ser diagnosticado a cualquier edad y las alteraciones de cada afectado son muy diferentes, no hay 2 personas con TEA iguales.

Como ejemplo de algunas conductas que pueden ser características de niños con TEA, pueden estar:

  • Dificultad para relacionarse con otros niños o permanecer junto a ellos. La simple presencia de otros niños les molesta
  • Poco o nulo contacto visual. No miran a quien les habla
  • Resistencia o nula tolerancia al cambio
  • No señalan con el dedo ni objetos ni lugares
  • No imitación
  • Aislamiento. Prefieren estar solos
  • Risa inapropiada o fuera de lugar, en momentos o situaciones en las que no corresponde
  • Poca sensibilidad al dolor
  • Evita el contacto físico de otras personas
  • Baja tolerancia a la frustración, rabietas inesperadas
  • No responde cuando le llamas por su nombre
  • Repetición “automatizada” de palabras o frases
  • Apego inapropiado a objetos, se pasarían horas y horas con ellos si les dejásemos
  • Juegos repetitivos
  • Hiperactividad o hipoactividad
  • Girar objetos de manera repetitiva
  • Resistencia a los métodos regulares de aprendizaje
  • Aleteos repetitivos
  • Retroceso en la adquisición del lenguaje. Ha perdido el lenguaje que tenía

No obstante, si sospechas que tu hijo pueda tener algún problema de desarrollo te recomendamos que acudas a tu centro de salud y se lo comentes a su pediatra. Si lo considera necesario te derivará al Neurólogo y, con posterioridad, al CRECOVI.

En el Neurólogo seguramente prescribirán pruebas de distinta índole para descartar otras patologías diferentes. No te asustes si te dicen que deben hacerle un electroencefalograma, una resonancia craneal, pruebas de sueño, análisis diversos incluso genéticos, pruebas de audición… es lo normal.

La derivación al CRECOVI es realmente una solicitud de valoración de discapacidad. De nuevo, no te asustes, el nombre es feo sí, pero de esa valoración dependen muchas otras cosas. Lo normal es que le asignen una discapacidad de 33% o similar como inicio (en ocasiones puede ser mayor) y eso servirá para poder optar a modalidades educativas más adecuadas, a subvenciones o ayudas. Esta valoración es revisable cada cierto tiempo (años).

En la siguiente guía de la Comunidad de Madrid, encontrarás algo más de información: Comunidad de Madrid – Información para padres.